20 COMPRIMIDOS, PARA CUIDARTE MUCHAS VECES

Vitamina C, ¿previene el resfriado?

Tabla de contenidos

26 de junio de 2024

La vitamina C es conocida por sus numerosos beneficios para la salud, entre ellos su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico. Pero, ¿pero la vitamina C previene el resfriado? Esta pregunta ha sido objeto de debate entre científicos y médicos durante décadas. En este artículo, exploramos la relación entre la vitamina C y la prevención del resfriado, así como otras formas efectivas de evitar esta molesta enfermedad.

¿Qué es la Vitamina C y cuáles son sus beneficios?

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es un nutriente esencial que el cuerpo necesita para diversas funciones. Es un antioxidante potente, lo que significa que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres. Además, la vitamina C es crucial para la producción de colágeno, una proteína necesaria para la salud de la piel, los vasos sanguíneos, los tendones y los ligamentos. 

Entre los beneficios de la vitamina C, se incluyen:

  • Fortalecimiento del sistema inmunológico: estimula la producción de glóbulos blancos, las células inmunes que combaten las infecciones. 
  • Absorción de hierro:  mejora la absorción de hierro del tracto digestivo, esencial para la formación de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno. Facilita la absorción de hierro de origen vegetal, lo que es especialmente importante para las personas que siguen una dieta vegetariana o vegana.
  • Cicatrización de heridas: participa en la reparación y mantenimiento de tejidos.
  • Salud de la piel mediante la síntesis de colágeno: la vitamina C es necesaria para la producción de colágeno, una proteína que proporciona estructura y soporte a la piel, los huesos, los cartílagos y otros tejidos. Manteniendo la piel sana y firme.
  • Protección contra el daño oxidativo: los antioxidantes de la vitamina C neutralizan los radicales libres, moléculas inestables que pueden dañar las células y contribuir a enfermedades crónicas.

Vitamina C y el resfriado común

La idea de que la vitamina C puede prevenir el resfriado se popularizó en la década de 1970, gracias a los estudios del premio Nobel Linus Pauling. Sin embargo, investigaciones posteriores han mostrado resultados mixtos. Algunos estudios sugieren que la vitamina C puede reducir la duración y la gravedad de los resfriados, mientras que otros no han encontrado evidencia significativa de que prevenga su aparición.

A pesar de sus beneficios para el sistema inmunológico, la investigación no ha demostrado consistentemente que la vitamina C pueda prevenir el resfriado común. Una de las principales razones por las que la vitamina C no es efectiva para prevenir el resfriado podría ser porque este es causado por una variedad de virus, no bacterias. La vitamina C tiene efecto en infecciones no virus. Además, dependerá de la dosis y duración de la suplementación antes de sufrir los síntomas del resfriado.

Si experimentas síntomas de resfriado o gripe consulta a un médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados. Nuestros productos, couldina con ácido acetilsalicílico, couldina con paracetamol y couldina con ibuprofeno lisina, están diseñados para combatir los síntomas de la gripe y el resfriado de manera eficaz como el dolor, la fiebre, la secreción y la congestión nasal. 

Consumo de vitamina C

Aunque no hay una respuesta definitiva sobre si la vitamina C puede prevenir el resfriado, sí está claro que mantener niveles adecuados de esta vitamina es crucial para un sistema inmunológico saludable. Las fuentes naturales de vitamina C incluyen:

  • Frutas cítricas (naranjas, limones, pomelos, etc)
  • Bayas (fresas, frambuesas, arándanos, etc)
  • Kiwi
  • Pimientos
  • Brócoli
  • Espinacas

Para la mayoría de las personas, una dieta equilibrada con una variedad de frutas y verduras es suficiente para obtener la cantidad diaria recomendada de vitamina C. 

La cantidad diaria recomendada de vitamina C varía según la edad y el sexo. En general, los adultos necesitan alrededor de 65 a 90 miligramos por día, con un límite superior de 2000 miligramos. Consumir cantidades excesivas de vitamina C puede causar efectos secundarios como diarrea, náuseas y calambres abdominales. Es importante no exceder la dosis diaria recomendada a menos que sea indicado por un médico.

Los suplementos de vitamina C pueden ser útiles si no estás obteniendo suficiente de tu dieta. Sin embargo, es preferible obtener nutrientes de fuentes alimenticias naturales siempre que sea posible.

Otras formas de prevenir el resfriado

Aunque la vitamina C es importante, no es la única manera de prevenir el resfriado. Aquí te dejamos algunas estrategias efectivas:

Lavarse las manos frecuentemente

La higiene adecuada de las manos es una de las formas más efectivas de prevenir la propagación de virus. Lava tus manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de estar en lugares públicos, tocar superficies comunes o estar en contacto con personas enfermas.

Mantener una dieta saludable

Una dieta rica en frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros proporciona los nutrientes necesarios para mantener el sistema inmunológico fuerte. Los alimentos ricos en vitamina D, zinc y probióticos también juegan un papel crucial en la defensa contra las infecciones.

Dormir lo suficiente

El sueño adecuado es fundamental para la salud inmunológica. Los adultos deben aspirar a dormir entre 7 y 9 horas por noche. La falta de sueño puede debilitar el sistema inmunológico, haciéndote más susceptible a los resfriados.

Hacer ejercicio regularmente

El ejercicio moderado y regular puede fortalecer el sistema inmunológico y reduce el riesgo de sufrir enfermedades. Sin embargo, el ejercicio excesivo puede tener el efecto contrario, por lo que es importante encontrar un equilibrio.

Evitar el estrés

El estrés crónico puede debilitar el sistema inmunológico. Practicar técnicas de relajación como la meditación, el yoga o la respiración profunda puede ayudar a reducir los niveles de estrés y mejorar la salud general.

Hidratación adecuada

Beber suficiente agua es esencial para mantener todas las funciones corporales, incluida la respuesta inmunológica. Mantén tu cuerpo hidratado para ayudar a eliminar toxinas y facilitar la circulación de nutrientes.

Evitar el contacto cercano con personas enfermas

Mantén la distancia con personas que tengan síntomas de resfriado o gripe.

Cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar

Esto ayuda a evitar la propagación de gérmenes a través de las gotitas respiratorias. 

Si bien la vitamina C no parece ser una forma efectiva de prevenir el resfriado, mantener un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, ejercicio regular y hábitos de higiene adecuados es la mejor manera de protegerte contra esta enfermedad común. La vitamina C es un nutriente esencial con numerosos beneficios para la salud, incluyendo el fortalecimiento del sistema inmunológico y por ello, es esencial mantener los niveles adecuados. 

Además de consumir alimentos ricos en vitamina C, hay muchas otras estrategias efectivas para prevenir el resfriado, como lavarse las manos frecuentemente, mantener una dieta saludable, dormir lo suficiente, hacer ejercicio regularmente y evitar el estrés. Adopta estas prácticas en tu vida diaria para mejorar tu resistencia a los resfriados y mantenerte saludable todo el año.