20 COMPRIMIDOS, PARA CUIDARTE MUCHAS VECES

Diferencias entre síntomas de la alergia y el resfriado

Tabla de contenidos

12 de junio de 2024

En la época del cambio estacional o cuando estamos expuestos a ciertos desencadenantes como los cambios repentinos de temperatura, es común experimentar molestias respiratorias. Estas molestias suelen presentar síntomas similares lo que provoca que sea difícil distinguir entre una alergia y un resfriado.

Si bien comparten algunos síntomas, las causas y tratamientos de estas dos afecciones son distintos. Conocer las diferencias es clave para ayudarnos a elegir el tratamiento adecuado y a saber cuándo es necesario buscar atención médica.

En este artículo, explicaremos en detalle las diferencias entre los síntomas de la alergia y el resfriado para que puedas identificarlos correctamente y qué medidas podemos tomar para aliviar cada condición.

¿Cuáles son las principales diferencias entre la alergia y el resfriado?

Cuando comenzamos a estornudar, tenemos la nariz congestionada o nos pican los ojos, es común preguntarse: ¿será un resfriado o una alergia? Ambos tienen síntomas parecidos, pero la causa subyacente y el tratamiento pueden ser bastante diferentes. Aquí te explicamos cómo distinguir entre estos dos males comunes.

Causas 

Tanto el resfriado como la alergia son enfermedades respiratorias, pero el origen de ambas es muy distinto. La alergia es una reacción del sistema inmunológico a sustancias que generalmente son inofensivas. Los principales alérgenos son el polen, los ácaros del polvo, el epitelio (caspa) y ácaros del pelo de mascotas como perros o gatos y el moho. Estas sustancias, conocidas como alérgenos, desencadenan una respuesta inmune exagerada en personas susceptibles.

El resfriado es una infección viral de las vías respiratorias superiores. Los virus más comunes que causan el resfriado son los rinovirus. El resfriado es contagioso y se transmite a través de gotitas en el aire o el contacto con superficies contaminadas.

Duración

La duración es una de las características más diferenciadoras. El resfriado al ser una infección viral, los síntomas duran entre 7 y 10 días. Aunque se puede prolongar hasta dos semanas. Si persisten por más tiempo, podría ser indicativo de una complicación como una infección secundaria.

La alergia depende de la exposición al alérgeno, los síntomas duran mientras se esté expuesto a la sustancia. Esto puede variar durante semanas o incluso meses, especialmente durante las temporadas de polinización. Dependerá del tipo de alergia y la sustancia que la provoca.

Aparición de los síntomas

En la alergia los síntomas pueden aparecer inmediatamente después de la exposición al alérgeno. Mientras que en el resfriado, los síntomas suelen desarrollarse gradualmente y pueden incluir una sensación general de malestar antes de que los síntomas respiratorios se hagan evidentes.

Síntomas específicos

Los estornudos, la congestión y la secreción nasal son síntomas comunes del resfriado y la alergia. No obstante, hay matices y otro tipos de síntomas que marcan la diferencia: 

Alergia

  • Estornudos frecuentes: los estornudos son típicamente en sucesión y se producen como respuesta a la exposición al alérgeno.
  • Picazón: en los ojos, la nariz, la garganta y la piel. Es un síntoma muy característico de la alergia, puede ser intenso y provocar molestias considerables.
  • Congestión nasal y secreción clara: es un síntoma común de la alergia. La mucosidad suele ser transparente y acuosa. Puede provocar dificultad para respirar por la nariz.
  • Ojos llorosos y enrojecidos, lagrimeo: Es común que los ojos estén irritados y lagrimeen.
  • Dolor de garganta: puede aparecer en algunos casos de alergia, pero suele ser menos intenso que en el resfriado. 
  • Tos: acompañado por otros síntomas como picazón en la garganta o estornudos. Suele ser seca o irritativa.

Resfriado

  • Estornudos: pueden ser frecuentes, pero no suelen ser tan persistentes como en las alergias. Se producen como respuesta a la irritación de las vías respiratorias.
  • Dolor de garganta: el dolor de garganta es uno de los síntomas más característicos del resfriado y un síntoma inicial. Puede ser leve o intenso y suele ir acompañado de molestia al tragar.
  • Congestión nasal y secreción espesa: otro síntoma común del resfriado. La mucosidad puede ser espesa y de color amarillo o verde. Y puede provocar dificultad para respirar por la nariz. 
  • Tos: es un mecanismo de defensa del cuerpo para expulsar las mucosas y otros irritantes de las vías respiratorias. Generalmente seca al principio y luego productiva, con mucosidad.
  • Fiebre:  la fiebre es un síntoma común del resfriado, aunque no siempre está presente. Suele ser leve y no suele superar los 38°C.
  • Lagrimeo y ojos rojos: pueden aparecer en algunos casos de resfriado, especialmente en los niños.

Temporada

La temporada es otro diferenciador esencial para distinguir entre estos dos males. La alergia puede ocurrir en cualquier época del año, pero es más común en primavera, verano y otoño debido al polen. Las alergias perennes (como al polvo o a los animales) pueden ocurrir en cualquier momento.

El resfriado es más común en otoño e invierno debido a la propagación de virus en espacios cerrados y el debilitamiento del sistema inmunológico.

¿Qué tomar para el resfriado y la alergia?

Una vez sabemos si los síntomas corresponden a un resfriado o a una alergia, podemos tomar las medidas más adecuadas. Generalmente los resfriados se resuelven por sí solos en pocos días, es aconsejable guardar reposo y beber líquidos en abundancia. Pero podemos optar por tomar medicamentos si queremos aliviar los síntomas, con el consejo de las tomas de un farmacéutico o médico. 

Para aliviar el dolor y bajar la fiebre podemos tomar analgésicos y antipiréticos como Couldina con paracetamol o Couldina con ibuprofeno lisina y para aliviar la congestión nasal, optar por descongestionantes. En Couldina todos nuestros productos tienen sustancias que alivian este síntoma tan molesto que afecta a nuestra rutina diaria como la Couldina con ácido acetilsalicílico.

En el caso de la alergia, es fundamental conocer cuáles son los desencadenantes de la reacción y adoptar medidas preventivas para evitar o minimizar la exposición a los alérgenos.

Las personas alérgicas al polen deben evitar la naturaleza en épocas de polinización, lugares como parques y jardines. Y es conveniente que mantengan la ventanas cerradas y usen aire acondicionado en casa y en el coche si viven cerca de plantas polinizadoras. Si la alergia está causada por los ácaros del polvo, es importante evitar tener alfombras o moquetas y peluches en casa. Además, se debe usar el aspirador de forma regular. 

Las personas alérgicas al moho deben procurar mantener un nivel de humedad adecuado en la vivienda. Se recomienda utilizar un deshumidificador, ventilar las habitaciones de la casa, limpiar la nevera regularmente y tirar la basura con frecuencia. 

En cuanto al tratamiento de la alergia, los médicos y farmacéuticos recomiendan los diferentes medicamentos en función de los síntomas. Para reducir la picazón, estornudos y secreción nasal se pueden consumir antihistamínicos. Los corticosteroides nasales sirven para reducir la inflamación en la nariz. Y como en el resfriado, podemos usar descongestionantes para aliviar la congestión nasal. Aunque no deben usarse por períodos prolongados. 

Además, cuando los síntomas son muy graves y dificultan la rutina diaria normal, el médico recomienda la vacuna antialérgica. Consiste en la inyección de dosis gradualmente crecientes del alérgeno responsable de la enfermedad para disminuir la sensibilidad a este y así reducir los síntomas de la alergia.

¿Puedo tener alergia y resfriado al mismo tiempo?

Sí, es posible tener una alergia y un resfriado al mismo tiempo. La presencia de una alergia puede incluso hacer que seas más susceptible a infecciones virales debido a la inflamación de las vías respiratorias.

¿Cuándo debería consultar a un médico?

Debes consultar a un médico si los síntomas son severos, si tienes dificultad para respirar, fiebre alta, dolor intenso o si los síntomas no mejoran después de una semana. También es importante buscar ayuda si sospechas que podrías tener complicaciones como una infección sinusal o bronquial.

Distinguir entre los síntomas de la alergia y el resfriado puede ser complicado, pero es esencial para recibir el tratamiento adecuado. Las alergias son respuestas inmunológicas a alérgenos, mientras que los resfriados son infecciones virales. Los síntomas, aunque similares, tienen diferencias clave en duración, aparición y tratamiento. Recuerda, siempre es mejor consultar a un profesional de la salud si tienes dudas sobre tu condición o si los síntomas persisten.

En Couldina estamos comprometidos con tu bienestar y queremos asegurarnos de que tengas toda la información necesaria para cuidar de tu salud. Si estás lidiando con síntomas de resfriado, consulta nuestras opciones de tratamiento y encuentra el alivio que necesitas.